miércoles, 4 de junio de 2014

Cerrado


Se acabó lo que se daba...se acabó la pista, los sábados de nervios, los dorsales, las risas previas y el arco de meta esperando paciente mientras el cronometro te pone nota, eso sí, es un hasta luego, un hasta pronto, hasta que todo vuelva a la normalidad, hasta que todo se estabilice, hasta que la mente me permita sacar lo mejor de mí, de mis piernas, me permita disfrutar y saborear cada momento, de competición y de entrenamiento.

Parece que fue ayer cuando empecé a preparar la temporada, la maratón, mi gran objetivo, por el camino muchas carreras, muchos entrenos, muchos kilómetros, muchos momentos inolvidables, en aquel momento ni me imaginaba lo bien que iba a ir todo…era consciente de que hasta dentro de unos años ésta temporada era especial, la ultima en Sevilla, se iba a acabar el entrenar diariamente por el Rio Pudio, por Sevilla, en San Juan…porque es cierto que siempre que pueda repetiré entrenos, pero toca asumir que el día a día va a ser en otra ciudad, la capital de España me espera.

Cierro la temporada y cierro otro periodo de mi vida, la oposición, por fin tengo mi plaza, ya si, se acabó, eterno proceso, duro, extenuante,  por el camino, un millón de experiencias, grandes amigos, grandes momentos…pero bueno eso es otro tema, este es un blog de deporte, o esa es mi idea, aunque no siempre lo consiga, antes de cambiar de tema no puedo dejar de nombrar a aquel que fue mi compañero de habitación, y ahora siempre está, no falla, la suerte me sonrió cuando me puso en la habitación 101, con ese compañero, amigo y más que eso, mucho más.

Volviendo al blog…al deporte, todo el que me conoce sabía la importancia que le daba a la maratón, y aunque siempre dije que no me marcaba un tiempo, poco a poco los entrenos y los resultados de las carreras me volvieron exigente y acepte que el reto era bajar de las tres horas en mi primera maratón…la mayoría que leéis esto ya sabéis lo que pasó, 2 horas 53 minutos y rebosando alegría.

Mas allá del tiempo y del día de la prueba, está el camino, desde el 1 de agosto, hasta el 23 de Febrero…pasando por La Algaba, Jabugo, algún 10.000 en Sevilla, la Popular del Aljarafe, las medias maratones de Camas, Los Palacios y la Cartuja y como prueba final los 30 km del Guadiamar…todas disfrutando, ganando confianza, mejorando mis marcas, compartiendo grandes momentos con los compañeros del club Osset San Juan, parece mentira pero si sumo los km hasta la maratón, … 2.579,5 km!!!!!  siempre lo dije, todo salió bien, pero también entrene como nunca, tantos kilómetros hubieran sido imposibles sin la compañía de un grupo humano excepcional, grandes amigos, para siempre, Álamo, David, Leiva, mi hermano Alberto, Tinoco, David Jurado… y especialmente mi entrenador, Alberto Abeja, el principal culpable de los resultados,  altruista, generoso y humilde… no sé cómo pero algún día le agradeceré el esfuerzo que ha hecho y la ilusión que ha transmitido, gracias.

Pues poco mas, ahora a mantener un poco la forma y a resolver el futuro inmediato, en cuanto todo este en su sitio buscaré nuevas pruebas, nuevos retos, atletismo, duatlón e incluso triatlón, si vuelvo a nadar…cierro una gran temporada, en todos los sentidos, gracias a los que habéis querido disfrutarla conmigo.
 
Ahora, dentro de poco mas de una hora salgo camino de Avila, a cerrar una etapa personal muy importante, a empezar a aclarar el futuro, a cruzar otra meta que me propuse hace ya muchos años, un reto que en ocasiones pareció imposible, pero lo conseguí y ahora solo queda poner la guinda, finiquitarlo, la carrera mas larga termina pronto, por fin.

4 comentarios:

Ahastari dijo...

Bueno cabesa, que te voy a decir si casi lo he vivido en primera persona. Es cierto que se hace raro cambiar de ciudad (yo acabo de experimentarlo), pero al final eso da igual, lo importante es la gente que rodea, que te acompañará aquí y allá. Ahora disfruta del final de este periodo, aunque parezca mentira no volvera nunca, y seguro que ha sido inolvidable. Nos veremos las caras en algún triatlón más, al menos en la salida, estoy seguro. Recupera la motivación y ya sabes, al lío.

Daniel Ruiz Rosendo dijo...

tu das las gracias a mucha gente... pero nosotros te las damos a ti!! aguantar a una plantilla de cafres como nosotros es de mérito... y sin tener que hacerlo! se te echará de menos y nos vemos pronto. un abrazo

Daniel Ruiz Rosendo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco Javier Morera Rojas dijo...

Amigo, se que deportivamente no he sido tu mayor apoyo ( siempre intentando enredarte, dandote caña con tus entrenamientos.....) pero no dudes que siempre he confiado en ti y en tu capacidad de superación. No tienes que agradecer nada a nadie porque todos aquellos que tenemos la suerte de compartir tu tiempo nos vemos recompensados con creces. Mucha suerte en esta nueva aventura en tu vida, todo va a salir bien, no lo dudo. Sé que se te hará raro verme escribir aquí pero creo que la ocasión lo merece. Ve preparando el hígado que ya vamos a estar de cañas por Madrid. Un abrazo amigo, hermano, compañero y dentro de poco compadre!!!